RevistaEmakunde

Emakunde analizar junto con la comunidad cientfica la necesidad de un cambio de paradigma en la ciencia y la tecnologa a favor de la igualdad.

autora: Emakunde, 

  • El Lehendakari inaugurará el Congreso Internacional “Igualdad, Ciencia y tecnología, por un cambio de paradigma” el próximo 23 de octubre en Donostia.
  • La actividad se enmarca en el Pacto por la Igualdad y vidas libres de violencia machista que este año pone el foco en el empoderamiento de mujeres y niñas y la transformación digital.

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Nerea Melgosa, y la directora de Emakunde, Miren Elgarresta, han presentado hoy, acompañadas por el director de Nanogune Txema Pitarke y la directora de identidad digital de la Universidad de Deusto Lorena Fernández, el Congreso Internacional “Igualdad, Ciencia y tecnología, por un cambio de paradigma” que se celebrará los próximos días 23 y 24 de octubre en el Palacio Miramar de Donostia. El Lehendakari Iñigo Urkullu será el encargado de inaugurar un congreso que reunirá a personas expertas a nivel internacional de cara a abordar las desigualdades y brechas de género existentes y las transformaciones necesarias para incorporar de forma sistémica la igualdad de mujeres y hombres en el ámbito de la ciencia y la tecnología.

El congreso, tal y como ha explicado la consejera de Igualdad, se enmarca en el Pacto de País por la igualdad y por vidas libres de violencia machista, Berdinaldia, que se presentó en junio de 2022 y que este año pone el foco en dos de sus compromisos: Empoderamiento de mujeres y niñas y Transformación digital. Melgosa ha recordado la necesidad de cambiar de paradigma en este ámbito para poder hacer realidad la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible y ha indicado que, desde Euskadi, en el marco de Berdinaldia, “impulsamos este objetivo a través del compromiso número 8 del Pacto por la Igualdad que aboga por aprovechar las tecnologías digitales para avanzar hacia la igualdad de género y reducir la violencia machista; promover acciones para incentivar a niñas y mujeres a incrementar su interés y compromiso con la educación STEAM en ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas; y mostrar el liderazgo de las mujeres que están en el diseño, la producción, la innovación y la tecnología, entre otros objetivos”.

La consejera ha incidido en que la brecha de género en el ámbito de la ciencia y la tecnología no se limita únicamente a la menor presencia y visibilidad de las mujeres en este ámbito, sino también a la concepción aún androcéntrica del mismo y que, por tanto, requiere de un cambio de paradigma para lograr que la incorporación de la igualdad se haga de forma sistémica.  “Se trata también de analizar cómo la ciencia y la tecnología pueden contribuir a la igualdad de mujeres y hombres”, ha señalado. Melgosa ha puesto en valor la participación y el compromiso mostrado por la comunidad científica vasca involucrándose con el congreso, adhiriéndose al Pacto, y, de esta manera, acelerando el avance de la igualdad en Euskadi en este ámbito.

Por su parte, la directora de Emakunde, Miren Elgarresta, ha destacado que la organización del congreso responde a una demanda de la propia comunidad científica y que es necesario aprovechar este impulso a favor de la igualdad en el seno de este ámbito “porque la igualdad, tal y como marca la filosofía del Pacto por la Igualdad, es un trabajo en equipo”. Elgarresta ha señalado, asimismo, algunas de las realidades de la brecha de género en la tecnología y en la ciencia, como “que las chicas en muchos casos aún no lo sienten como un mundo propio, que los estudios de ciencia y tecnología no se dirijan a un público neutro, que el saber científico aún pivota sobre una visión androcéntrica, dejando de lado las necesidades de las mujeres y su sabiduría, experiencia y aportación histórica y que las mujeres encuentran más dificultades para su promoción y visibilización en este ámbito, lo que dificulta también que las nuevas generaciones tengan referentes, entre otras”. En sus palabras, “miramos a la ciencia y a la tecnología como oportunidades de cambio, de innovación, de mejora en la vida de mujeres y hombres; como oportunidad”.

Entre los objetivos del congreso, en palabras de Elgarresta, estarán analizar el marco normativo, las políticas públicas y los retos de ciencia y la tecnología desde la perspectiva de la igualdad; dotar de herramientas concretas para incorporar la perspectiva de género en la práctica diaria de las organizaciones implicadas; fomentar el reconocimiento del papel de las mujeres en la ciencia y tecnología y su vocación científica, así como una transformación digital igualitaria, inclusiva, segura y accesible para las mujeres; abordar la influencia que el modelo de masculinidad imperante tiene en la propia noción de excelencia científica, así como el papel de los chicos y los hombres como agentes clave para el cambio por la igualdad en este ámbito, y realizar propuestas de futuro que busquen el compromiso de todos los agentes intervinientes”.

Lorena Fernández, por otra parte, ha señalado que según el último informe del CSIC sobre Investigadoras, se muestra una dispar evolución de la carrera científica de mujeres y hombres.” En la etapa de investigación previa al doctorado, ellos son el 48,6% y ellas el 51,4%. Sin embargo, a medida que avanzan en sus carreras, en la categoría más alta, los hombres pasan a ser el 73,8%, mientras que las mujeres solo representan el 26,2%. Este mismo patrón se repite en el Informe sobre la ciencia en Euskadi 2022, donde encontramos que hay más mujeres al principio de sus carreras científicas, pero esta cifra disminuye a medida que avanzan en las categorías. Esto hace que, al promocionar menos y permanecer más tiempo en la misma escala científica, perciban una menor retribución económica y, por lo tanto, se agrave la brecha salarial”. Ha añadido que "en este congreso no solo queremos poner el foco en cómo hacer que organizaciones e instituciones sean entornos inclusivos, seguros y accesibles para las mujeres; también se trabajará en cómo incorporar la perspectiva de género en todas las fases de la investigación e innovación, para que responda a los problemas de toda la sociedad en su conjunto."